fbpx

Blog Inmobiliario

¿Como evitar a un inquilino moroso?

El drama de tener un inquilino moroso

No tenemos dudas de que te ha tocado vivir en carne propia o has escuchado más de una triste historia de familiares, amigos o incluso desconocidos sobre las penurias que han padecido para tratar de recuperar sus casas o departamentos de las “garras” de personas deshonestas que firmaron un contrato de alquiler comprometiéndose a pagar una renta por la ocupación de un inmueble, pero muy pronto dejaron de cumplir ese compromiso para convertirse en inquilinos morosos y luego poner mil excusas para no pagar y desocupar la propiedad.

Debemos tener en cuenta sin embargo, que la pandemia del Covid-19 que vivimos actualmente ha reducido el ingreso de millones de compatriotas, obligando a muchos buenos inquilinos a retrasarse en los pagos de la renta. Este artículo no va dirigido a estas personas, ya que las circunstancias los han afectado comprensiblemente y seguramente encontrarán una forma de llegar a un acuerdo con sus arrendadores.

Más bien en este artículo, te brindaremos consejos para tratar de evitar caer en la trampa de los estafadores que tienen ya un modus operandi para vivir a costa de propietarios honestos, que además de no recibir ningún pago por la ocupación de su predio, tienen luego que invertir tiempo y dinero en un largo juicio e incluso pagar abultadas cuentas de servicios de luz, agua u otros servicios que un “Pepe el vivo” dejó pendientes de cancelar luego de su desalojo.

Consejos para evitar un inquilino moroso:

Una vez hayas recibido la conformidad de parte de un potencial inquilino con las condiciones de monto de la renta y garantía, periodo de vigencia del contrato y algunas otras que hayas considerado para el alquiler de tu casa o departamento te sugerimos:

  • Obtener el reporte de deudas del o los potenciales arrendatarios en centrales de riesgo como Sentinel o Equifax. Un buen síntoma será encontrar que su calificación general se encuentra en verde, que significa que tiene un mínimo riesgo de no cumplir con sus pagos. Pero si su calificación fuera de riesgo medio o alto, te aconsejamos no contratar con esa persona.
  • A la par del reporte de deudas, sería conveniente también conseguir un reporte de denuncias penales en el Ministerio Público. Podrías encontrar sorpresas, como que tu potencial inquilino esté siendo procesado por delitos como emisión de cheques sin fondos.
  • Ingresar los datos personales del interesado en el Registro de Deudores Judiciales Morosos del Poder Judicial. En este registro se mantienen por 10 años los datos de las personas que han sido declaradas como tales luego de un proceso judicial.
  • Constatar la fuente de ingresos. Si es un trabajador dependiente es válido solicitarle copia de las 3 últimas boletas de pago y/o una carta de la empresa en donde trabaja en la que se indique su cargo, antigüedad laboral y remuneración actual. Si fuera trabajador independiente podrías solicitarle copia de la emisión de por lo menos los últimos 6 recibos de honorarios profesionales y/o copia del contrato que mantenga con alguna empresa para la cual brinde servicios.
  • Si hubiera rentado recientemente otro inmueble, puedes pedir referencias al anterior arrendador.
  • Añadir en el contrato de alquiler las cláusulas de allanamiento a futuro y de sometimiento expreso a la Ley 30933 que regula el Procedimiento Especial de Desalojo con Intervención Notarial, así como una cuenta bancaria en donde se deben realizar los abonos mensuales de la merced conductiva.
  • Incluir el contrato de arrendamiento en el Formulario Único de Arrendamiento de Inmueble destinado a Vivienda (FUA) creado por el Decreto Legislativo 1177, con las firmas de los contratantes legalizadas en una notaría; o elevar el contrato de arrendamiento a escritura pública.

Además de las cláusulas recomendadas en los dos últimos párrafos, es recomendable considerar también otras, para que estés protegido frente a la ocurrencia de diversas eventualidades. En otro artículo te planteamos cuáles cláusulas podrías añadir al contrato de alquiler, para que este sea más completo.

Te hemos planteado 7 consejos que esperamos te sean de utilidad para que nunca tengas que padecer una situación tan desagradable como tener a un inquilino moroso viviendo gratis en tu inmueble.

Si te sirvió comparte:

Facebook
WhatsApp
LinkedIn
Twitter

SUSCRÍBETE

Para recibir información de interés y actualizada sobre el mundo inmobiliario.

Contenido de la caja